miércoles, 16 de marzo de 2011

¡El poder de la música!

Vuela mi mente, evocando gratos recuerdos: aromas, viejas compañías, sabores, sueños postergados. Cierro mis ojos al igual que el trompetista y disfruto de este manjar!
Al son de la música y especialmente del Jazz, siento que todo es posible!
Y que a través de este lenguaje sin barreras, la esperanza se hace más grande,
especialmente cuando se trata de hacer un mundo mejor!

Fotografía tomada por Irina Orellana
3er Festival de JAZZ - Tegucigalpa, La Caramba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario