martes, 12 de enero de 2010

Fieles Testigos



Aquella tarde de domingo, pensé que caminaba sola. Sin embargo, todo a mi alrededor tenía su propia historia, con las piedras del camino como fieles testigos.