viernes, 15 de enero de 2010

Asistente Canino




Me disponía a comprar aceite de motor para mi vehículo, cuando de repente Jairo salió al encuentro detrás de los barrotes. Este cocker spaniel hiperactivo se ganó mi atención de inmediato!