martes, 31 de diciembre de 2013

¡Respuesta a nuestras oraciones!



Un nuevo año toca la puerta, y abre paso a muchos buenos deseos e ilusiones.
De nuestro esfuerzo y trabajo dependerá el logro de ellos. 
Pero algunas veces, esto no es suficiente.
¡Para quienes creemos, Dios juega un papel insustituible!

Y es cuando orar es necesario, especialmente por aquellas necesidades fuera del alcance humano: un cáncer, una enfermedad terminal, dejar las drogas, despojarse de los vicios, cambiar para bien, algunas veces nos parecen inalcanzables por mucho que nos esforcemos.

¡Y entonces nos abandonamos en Dios, esperando una respuesta a nuestras oraciones!


Fotografía de Irina Orellana, Catedral Metropolitana de Tegucigalpa.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Cuando amamos...



¡Cuando amamos todo se transforma!
¡Perdemos muchas veces la noción del tiempo y el espacio!
¡Nos sentimos volar!
¡Pero que bien se siente amar y ser amado, especialmente cuando lo expresamos!

Si alguien merece saberlo, ve y dile, cuánto le amas, cuánto le quieres, cuánto le estimas!
Para todos los tipos de amores, tenemos variedad de expresiones, que jamás deberían quedarse atoradas en la garganta!

Foto de Irina Orellana, Caminando por las Calles de Roma, Octubre 2013.



lunes, 21 de octubre de 2013

Desapercibido?


Al finalizar la jornada, a pesar de mi cansancio, mis ojos le buscaron. 
En medio de la turba indiferente, me detuve a escuchar sus notas...miles de kilómetros de distancia le separan de América Latina, pero con su guitarra mantiene vivos los recuerdos del país que le vio nacer.

Estación de metro Barberini, Roma. 

La noche siguiente, no le vi. 
Lo extrañé a pesar de no conocerle.
Para mí, no había pasado desapercibido.



Fotografía de Irina Orellana, Estación de Metro Barberini, Roma.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Recordando Honduras en la Lejanía!



Comparto esta bella imagen de los montes nevados del Perú...no recuerdo sus nombres, pido disculpas. La fotografía la tomé con mi teléfono móvil cuando volábamos desde Lima hacia Cuzco. Tenía pendiente esta "entrada" desde hace varios meses, y hoy en la pausa que estoy haciendo antes de retirarme de la oficina, he decidido escribir un poco.

Me impresiona verme pasmada ante tanta belleza; doy gracias a Dios por no perder todavía la capacidad de asombro. Aunque trabajo en ventas de equipos de cómputo, pocas veces me impresiona la tecnología y sus avances, como la grandeza de la naturaleza!

Sin embargo lo que deseo compartir con ustedes es el afán de mi memoria por acordarme de Honduras cuando estoy de viaje, especialmente cuando soy testigo de este tipo de escenas! Me encanta tanto la belleza natural de mi país, que no puedo evitar hacer comparaciones (dicen que es horrible comparar, pero en este caso tal vez no). Desde mi asiento no dejé de pensar en las bellas montañas catrachas, especialmente las verdes, esas que todavía están llenitas de pinos o árboles de hoja ancha. Recordé especialmente los viajes que he realizado en vuelos desde Tegucigalpa hacia La Ceiba. Ese bello contraste entre el mar, la costa y las montañas, precioso y difícil de encontrar en otras partes del mundo.

Imagino que muchos al igual que yo, cuando están lejos, deben extrañar mucho o poco, esta tierra que Dios nos regaló por hogar. Aún en la distancia, independientemente de nuestro estatus, ya sea migrante, mojado, residente o simples turista Hondureño, nos toca sentir el amor por la patria, en momentos que nunca pensamos posibles.


Fotografía de Irina Orellana

viernes, 20 de septiembre de 2013

Los frutos del maíz!



A simple vista es sólo una olla con elotes cocidos...pero la verdad de las cosas es que alrededor de estas ollas se cocinan las mejores conversaciones familiares de "parada obligada de carretera". Como en toda buena cocina, por muy humilde que sea, los frutos del maíz tienen demanda de sobra! Tamalitos, elotes, fritas, montucas y atol, constituyen un manjar para la mayoría de los catrachos!





jueves, 28 de febrero de 2013

Un alto en el camino!




Desde arriba todo se contempla mejor!

La perspectiva cambia y las cosas que creemos importantes, tal vez no lo son tanto.
Enmedio del bullicio callejero de Tegucigalpa, esta tarde decidí hacer un alto en el camino. Pude contemplar la mano de Dios y su hermosa creación, a pesar de los descuidos del hombre.

Supe que mi vida depende completamente de ese ser superior! Poco valen mis miedos, angustias y preocupaciones; El se encarga de todo!

Un alto en el camino es necesario, para alimentar el alma, oxigenar el cuerpo, despertar los sentidos, abrir los ojos, sentirnos vivos! Saber sobre todo que estamos llamados a trascender!


Fotografía de Irina Orellana

martes, 19 de febrero de 2013

Limpios enmedio de la suciedad?



Feliz 2013!! Ya estoy tarde para escribir la primera entrada del año en este blog. Lo sé!
Nos come Febrero y Enero se me fué como agua entre las manos! Y así se va pasando la vida, muchas veces sin percibirlo!

Quiero compartir esta imagen, que es parte del escenario cotidiano en Tegucigalpa.
Me imagino que a muchos les disgusta encontrarse con el "Tren de aseo" en plena hora pico!
Antes yo era una de esas que les pitaba y me quejaba por mi mala suerte. Ahora sólo observo y tomo fotografías, para compartirlas con ustedes, queridos lectores anónimos.

La semana pasada mientras capturaba con mi lente esta foto, pensé que los hombres de naranja, son más dignos que muchos "buenos Hondureños" de traje y corbata! Que no le roban al pueblo, y que realmente, tienen las manos limpias enmedio de tanta suciedad! Me hacen recordar los versos de Alfonso Guillén Zelaya en "Lo Esencial":

"Lo esencial no está en ser poeta, ni artista ni filósofo.
Lo esencial es que cada uno tenga la dignidad de su trabajo, la conciencia de su trabajo...

Dentro de los sagrados números de la naturaleza, ninguna labor bien hecha vale menos, ninguna vale más. Todos representamos fuerzas capaces de crear. Todos somos algo necesario y valioso en la marcha del mundo, desde el momento en que entramos a librar la batalla del porvenir."

Me imagino que el ilustre Guillén Zelaya diría en estos tiempos, que lo esencial para los Hondureños es volver los ojos a Dios, ser más solidarios, y amar a nuestra patria con un amor que nos mueva hacia lo bueno, lo correcto y lo verdadero!