martes, 18 de noviembre de 2014

¡Echándole ganas!




¡Detrás de cada fruta, hay un historia de lucha diaria!




En el puesto de cada vendedor, se teje un sueño lleno de esperanza,
cada día, a pesar de las dificultades, se espera que la "cosa" mejore!



Fotografías de Irina Orellana

miércoles, 10 de septiembre de 2014

martes, 19 de agosto de 2014

La Ruta de los Algodones en Tegucigalpa



Para los que nos transportamos a la zona sur de Tegucigalpa, todos los días al final de la jornada laboral (De 4:30 - 7:00 p.m.), podemos presenciar lo que he llamado "La Ruta de los Algodones". El "algodón" es el dulce de azúcar que en Estados Unidos llaman "cotton candy". Cada vendedor en esta zona de aproximadamente 300 metros de largo, permanece ofreciendo el producto hasta venderlo todo. No dudo en que cada uno de ellos tiene una particular historia que merece ser contada. 


Siempre me ha gustado ver las caras de estas personas; reflejan el peso y el afán del día. No importa el clima, si llueve o no, si se hace de noche, o la luz del día es bondadosa y se extiende un poco más. Me hacen pensar en lo bendecida que soy al tener un empleo y no depender totalmente de una "venta diaria" en la calle. Estas ventas no siempre son garantía de ingreso para sus familias, ya que muchas veces están a expensas de los delincuentes o deben pagar el famoso "impuesto de guerra" que cobran las maras por operar o transitar en algunas zonas de la capital.


En "La Ruta de los Algodones" el tráfico tan odiado por muchos, es una bendición para varios vendedores, que sacando provecho de la lenta circulación vehícular, logran hacerse "unos cuantos indios extra" (ganar un poco más de dinero).

Fotografías de Irina Orellana

lunes, 18 de agosto de 2014

Antes de armas tomar...



Como dice el muy poco conocido refrán: 
"Antes de armas tomar, todo se debe intentar".
Depende de cada uno de nosotros, trabajar por la paz, en todos los aspectos.
La comunicación, el diálogo, el respeto, la tolerancia, la justicia, y la verdad, son sólo algunas opciones, para cambiar la estrategia que garantice la paz.

¿Suena idealista? ¡Puede ser! ¡Pero estoy optando por no perder la esperanza!


Fotografía de Irina Orellana, Valle de Amarateca, Francisco Morazán, Honduras

viernes, 15 de agosto de 2014

¡Con sabor a fogón!



Detrás de cada fogón, existe una historia,
una realidad,
que se funde con ingredientes y emociones.

Detrás de cada fogón existen uno o más rostros,
autores de experiencias inolvidables,
de olores y sabores que llevaremos por siempre.


Fotografía de Irina Orellana, Zarabanda, Francisco Morazán Honduras.
Fogón de Restaurante "La Champa" de Doña Ana Cristina.

jueves, 14 de agosto de 2014

¡Cuidado con el Perro!



¡Chihuahua a la vista!

Más cómodo que sus amos,
destinados al viaje apretado en una sola cabina,
este perrito muestra cuán generosa es la vida.
¡A veces recibimos más de lo que necesitamos!

Fotografía de Irina Orellana, Anillo Periférico de Tegucigalpa

miércoles, 13 de agosto de 2014

¡Cipotes!




¡Es la hora de la potra!
¡Y también la hora de crear anécdotas que nos marcarán por siempre!
Porque cuando de hacer deporte se trata, 
podemos estar seguros que los cipotes crecerán con otros valores:
disciplina, trabajo en equipo, compañerismo, solidaridad,
pero sobre todo, amistad.


Fotografía de Irina Orellana, Tegucigalpa

martes, 11 de marzo de 2014

El poder de un beso!



¡Y es en ese momento del beso cuando olvidamos todo!
¡Espacio y tiempo se dejan de lado, para experimentar el más sublime de los sentimientos, el amor!


Fotografía de Irina Orellana
Casco Antiguo, Ciudad de Panamá.


miércoles, 19 de febrero de 2014

Imágenes de mi Teguz!



Somos un pueblo bien particular!
La audacia de los motociclistas, tiene comparativo alguno? 
Tal vez sí, los que tomamos fotos mientras conducimos, les superamos!



Esta chica que iba al aeropuerto, decidió ahorrarse el taxi! De igual forma podemos ver una familia de tres transportándose en su moto!


Fotografías de Irina Orellana

domingo, 16 de febrero de 2014

¡Es el niño que aflora!

 

Si en tu adultez todavía saltas la cuerda,
juegas rayuela, 
bailas un trompo o vas a la potra,
no te sientas mal, 
es el niño que aflora, a pesar de la edad!


Fotografía y líneas de Irina Orellana